MINEDU: Ministro de Educación Felicita a Docentes que Iniciaron Clases Semipresenciales mediante llamadas telefónicas [Infórmate aquí]

MINEDU: Ministro de Educación Felicita a Docentes que Iniciaron Clases Semipresenciales mediante llamadas telefónicas [Infórmate aquí]

Titular de Educación llamó por teléfono a directores de colegios de Arequipa que han iniciado clases semipresenciales.

Jessy Cáceres, directora del colegio 40524 del anexo de Huarhua, en la provincia arequipeña de La Unión, está en el aula con sus cuatro alumnos de segundo grado. La mañana ha sido tranquila y por la ventana puede ver el cielo celeste y las montañas cubiertas de verde que rodean su pequeño local escolar. De pronto, suena su celular. Como el número no figura entre sus contactos, no contesta y continúa con su clase. Pero el desconocido interlocutor insiste. Después de la quinta timbrada, Jessy decide contestar esa llamada que no parece hecha desde Arequipa.

—Hola, ¿quién habla? —dice con cortesía.

—Buenos días, Jessy. Le habla el ministro de Educación, Ricardo Cuenca.

Jessy no lo puede creer. Ella es parte de los profesores de Arequipa que el lunes 19 de abril volvieron a las aulas para iniciar las clases semipresenciales en 14 colegios de zonas rurales de la región en las que no se han presentado casos de Covid-19. Un tanto confundida, solo atina a decir: “Señor ministro, qué sorpresa”.

Entonces el ministro Cuenca le explica que su llamada tiene el propósito de agradecerle a ella y a todos sus colegas que han retornado a las aulas porque están mostrando compromiso con la educación de los niños del país y voluntad para enfrentarse sin temor a la pandemia e ir venciendo poco a poco la adversidad.

Tratando de reponerse de la sorpresa, Jessy dice que ella considera que el contacto personal entre el estudiante y el maestro en el aula es mejor que las clases virtuales porque de esa manera los escolares aprenden más. “Además, como estamos a más de 3 mil metros de altura, la conectividad no es buena y el año pasado las llamadas por celular a los alumnos se cortaban a cada rato”, indica.

Cuenca señala que el problema de la conectividad tiene larga data y que los esfuerzos que hace actualmente el gobierno para cerrar la brecha digital no van a poder revertir esa situación en el corto plazo. “Por eso me siento orgulloso de los maestros que, cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, están desarrollando clases semipresenciales en las zonas rurales donde las condiciones epidemiológicas lo permiten”, afirma con satisfacción.  

Jessy, quien ahora está viviendo en el colegio para limitar sus contactos con el exterior y reducir la posibilidad de contagio, le cuenta al ministro que los ocho alumnos de su institución educativa asisten a clases de forma interdiaria, usan mascarilla, tienen agua y jabón para lavarse las manos y guardan una distancia apropiada en el aula.

Mientras Jessy conversaba con el ministro Cuenca, los cuatro alumnos que escuchaban su clase se han acercado a  su escritorio y sus inquietas voces resuenan en el teléfono. “Estoy con mis alumnos, ministro. Saben que estoy hablando con usted”, dice la profesora.

—Hola, chicos. ¿Cómo están? —pregunta Cuenca desde su despacho.

—Bien —responden en coro los cuatro.

—¿Qué tal el cole?

—Muy bien, ministro —replican con entusiasmo, como si estuvieran gritando en el recreo.

Luego de conversar con la profesora Jessy Cárdenas, Cuenca llamó a los docentes Isabel Andía, directora del colegio 40550 del caserío de Huactapa, y Martín Ludeña, director del colegio 40523 del anexo Mungui, en la provincia de La Unión, también para agradecerles por el esfuerzo y sacrificio que hacen por sus estudiantes al retornar a las aulas con la enseñanza semipresencial.

En la primera institución educativa estudian 40 alumnos del primer al sexto grado de secundaria. En la otra, 16 estudiantes siguen sus clases en dos aulas con dos profesores. Al igual que en la escuela de Huarhua, en estas instituciones educativas hay instalaciones para el lavado de manos, jabón líquido, alcohol, se respeta el aforo establecido en los protocolos sanitarios y los maestros y alumnos usan mascarillas. 

El ministro Cuenca les dice a los directores Andía y Ludeña que confía en que el ejemplo de Arequipa será replicado poco a poco por otras regiones a medida que vaya siendo controlada la pandemia, porque considera que la relación presencial entre el maestro y el alumno es fundamental para la enseñanza.

Ya ha pasado casi una hora desde que Cuenca comenzó a llamar a los directores desde el despacho ministerial. A todos les ofrece disculpas por interrumpir su labor pedagógica y les reitera su felicitación por haber retornado a las aulas pese a la situación adversa y complicada que vive el país a causa de la pandemia. “Que un solo niño regrese a la escuela ya es un logro”, afirma.

 

Fuente: MINEDU

No olvide compartir en tus Redes Sociales o Grupos de Facebook

 

Agregue un comentario